¿POR QUÉ EN MOTO Y EN SOLITARIO?

PORQUE LA VIDA ES CORTA Y EL MUNDO ES ENORME

Eso fue lo que pensé tras salir de un hospital. Allí por culpa de una negligencia médica, me desperté de un coma en la UCI. Estaba totalmente monitorizada. Todo se había parado en mi cuerpo, excepto lo más importante, mi corazón.

 

Mi informe médico, empezaba con un “se adoptan medidas de resurrección”.

DSC_0678

Ví el famoso túnel de la muerte, y como la aventurera que llevo en mis venas, en un momento dado pensé, ¡Anda, si resulta que era verdad eso de que había otra vida!. Me dispuse para atravesarlo y explorar, preguntándome ¿Qué me encontraría allí?.

En un momento dado, me dije, ¡Pero, todavía no quiero morirme!, y tras una serie de extraños fenómenos “religiosos” que vi y viví, no se si fruto o no de la morfina, me desperté y decidí vivir.

 

Años sumidos en una profunda tristeza

La cosa no fue sencilla. Varios años sumidos en una profunda tristeza, donde cada día lloraba y me preguntaba una y mil veces ¿Por qué a mi?. ¿Cómo la vida pudo ser tan cruel y terminar conmigo así?. Cada día y cada noche, mi cabeza giraba entorno a la idea de que la vida había perdido el sentido para mí.

DSC_0787

Nunca antes había contado el motivo de mi terrible negligencia médica, ¡Jamás!. Supongo que ahora ya superado puedo hacerlo. Nunca me ha gustado generar lástima. Nunca he querido que nadie se compadeciera de mi. Así, que cada día mastique amargamente el dolor tan grande que llevaba en mi alma, la perdida de mi hijo. Era niño, y había escuchado su corazón latir. Creo que no hay dolor tan grande para una mujer como recibir una noticia así. Ya no me dolían mis heridas, ya no sentía. Solo tenía un lamento. El luto que durante años que acompañó.

 

Fue un milagro salir de aquello con vida

Que Dios perdone al médico, porque yo no puedo.

Aquel médico y su mala praxis, me había provocado una septicemia al hacerme una prueba. Aquello se complicó con una CID. Era un milagro salir de aquello con vida. Pero creo que el peor momento que recuerdo de aquella UCI, fue cuando al despertar del coma, pregunté una y otra vez por mi bebé y me enteré allí de todo. Postrada en una cama, sin fuerzas, llena de cables que atravesaban mi cuerpo. Allí me enteré y me quise morir.

DSC_0798

Si la vida te ha dado otra oportunidad, ¡Aprovéchala!

Un buen día, solo bueno por la expresión en si. Uno de los muchos en los que no era capaz de seguir con mi vida, entre sollozos, pensé, o más bien escuché; era como una voz interior que me gritaba, “María, si la vida te ha dado una segunda oportunidad es para que la aproveches, deja de llorar y empieza a hacer esas cosas que tenías, pendientes. Todos esos sueños que querías cumplir”.

Y los sueños pendientes,  eran los grandes viajes en moto, y sobre todo irme a la India. Siempre dije que llegaría en moto hasta allí. Mucha gente pensó, que se me había ido la cabeza. Muchos creyeron que aquella fina línea entre la locura o continuar con una vida se había roto y me había trastornado.

DSC_0842.jpg

Un viaje “sanador” para curar un alma rota.

Todo esto fue un rebulsivo para mí. Me “lié la manta a la cabeza”, y comencé a trazar rutas y a plantearme aquel primer viaje como algo “sanador”. Era la cura del alma. En aquel viaje, lloré mucho en soledad, grité, y a veces mi alma se resquebrajo con el recuerdo. Pero ese viaje, me devolvió de alguna forma a la vida. Y empece a “vivir”.

Lo importante ahora, era IMPORTANTE, y ¿Qué hay más importante en esta vida que intentar ser felices?. Así, que de todo lo malo sacamos lo bueno. Me propuse dar un paso, y después otro, y otro, y otro y continuar atravesando esta vida. Pero ya no quería seguir con aquel dolor, ahora quería arañar cada momento de felicidad.

GRABA1.JPG

¿Miedo a viajar sola?

Cuando la gente me pregunta ¿Y no tienes miedo de viajar sola?, siempre contesto lo mismo, “Si casi me muero a 20 minutos de mi casa”. Y es que, lo que tenga que pasar pasará, aquí, o en la otra punta del planeta. Así, que ¿por qué perder el tiempo en lo que no nos hace felices?. ¿Por qué no intentamos aprovechar esta corta vida para conocer un mundo tan grande?. Y esto, me llevó a recorrer un montón de países con mi moto, LUSI, compañera de aventuras y desventuras. Mi mejor terapia sin duda alguna.

Y ya que estamos, añadir para concluir, que si con mi experiencia puedo dar aliento al que ya no lo tiene, me sentiría feliz. Al final, todo tiene que tener un sentido en esta vida. Yo creo que el mío, es hacer llegar mi vivencia y transmitir fuerza, esa que sin saber muy bien cómo, un día llego a mi en forma de voz interior que me dijo.¡VIVE Y HAZ LO QUE MÁS TE GUSTE!, O AL MENOS INTÉNTALO!.

DSC_0861

VÍDEO: ¿POR QUÉ?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s