¿POR QUÉ MI MOTO SE LLAMA LUSI?

LUSI ES MÁS QUE UN NOMBRE

Si, lo reconozco, hablo de vez en cuando con mi moto y tiene nombre, LUSI. Pero que nadie se preocupe, no se me ha ido la cabeza, al menos no todavía.

IMG_20180427_104727

En mi familia, hay dos miembros muy especiales de cuatro patas cada uno. Llenan de pelos cada rincón de la casa. Sienten como sólo ellas saben hacerlo y te dan todo a cambio de un poco de comida y amor, sobre todo amor. A estas alturas ya sabréis que hablo de mascotas, en este caso de dos perras labradoras Luka y Sira. La unión de las primeras sílabas Lu y Si dieron lugar a LUSI.

LUKA                      SIRA

Quería que esta moto tuviese algo muy especial para mí. Se que para muchos, al final no es más que plásticos, hierros y demás, pero, para mí ha cobrado cierta vida. Es Lusi, mi compañera de aventuras y de desventuras, ¿Cómo no hablar con ella cuando estas sola en mitad de un desierto?, y qué me dices de cuándo nos hemos caído por culpa del barro, o del arena, o de yo que sé cuántas cosas más ¿Cómo no hablar con ella?. Para desahogarte o para darla una palmada cuando salimos de algún apuro.

IMG_20180511_154415

Ha sido causa de miles de sonrisas, entre niños y no tan niños. Ha sido el motivo de ilusión en países donde hasta ahora a las mujeres se las prohibe conducirlas. Creo que la mayoría de fotos con esas mujeres son gestos, o mejor dicho guiños a esas normas impuestas.

_DSC9405

Con mi moto he conocido el terreno, el día a día. Siempre digo que los aeropuertos endulzan mucho las cosas. Pero la moto, ¡La moto te pone en contacto directo con la tierra!. Ello implica el tú a tú directo con otras culturas.

Cuando en mitad de un desierto, de repente empiezan a aparecer personas, que la rodean, la tocan, se ríen, te invitan a sus casas; no se como explicar esa magia que se produce. Es un momento único e irrepetible. Me atrevería a decir, que esto, no ocurriría igual si fueses en un coche; puede que hasta se escondieran por temor. Francamente no lo sé. Solo sé que el mundo es un lugar donde abunda la buena gente.

poblado en desierto

Así que, con todas estas cosas buenas y gustándome viajar, tenía, ¡Debía! bautizar a esta moto de alguna manera. Poco a poco he conseguido domarla, o mejor dicho se ha dejado guiar por mi torpe conducción. Esa conducción que la obliga a meterse entre arenas. La maltrata rompiendo llantas o tirándola en un barrizal. ¿No son buenos motivos para ponerla un nombre?.

Cuando me meto en algún berenjenal siempre la habló, la digo ¡Vamos Lusi, vamos, saldremos de aquí!. O cosas como, ¡Te debo un buen descanso!.

Lusi, es más que una moto. Es MI MOTO.

_DSC2430

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s